Esas condenas agridulces

Benito, un perro adoptado en abril de 2018, fue golpeado y estrangulado por su adoptante el en septiembre de 2018. La Asociación Protectora de Animales SOS BILBAO, denunció los hechos y se personó como acusación particular, solicitando una condena por delito continuado de maltrato animal. La Sentencia ha condenado al autor de los hechos a pena de prisión y le ha impuesto penas de inhabilitación especial.

La noche del 23 al 24 de septiembre de 2018, un vecino de Bilbao alertaba a la Policía por unos hechos que eran presuntamente constitutivos de un delito de maltrato animal en el parque de la Botica de dicha ciudad. El perro, un spaniel bretón de nombre Benito estuvo en adopción en la Asociación Protectora de Animales SOS Bilbao, hasta que finalmente en mayo de 2018 fue adoptado por parte del ahora condenado.

APA SOS Bilbao denunció los hechos y se personó en las actuaciones como acusación particular, asistida por la letrada Cristina Bécares Mendiola, abogada de Animalex. Durante toda la fase de instrucción, por parte de esta acusación particular se ha llevado a cabo un trabajo constante a fin de aportar pruebas y datos que pudieran contribuir a una condena ejemplar.

El 10 de septiembre el Juzgado ha notificado la Sentencia en la que se consideran probados los hechos denunciados por APA SOS Bilbao, concretamente que el condenado sacó al perro “a la calle, tirándole de la correa” hasta el parque, “donde sujetó la cabeza del perro con el pie y tiró fuertemente de la correa estrangulándole, y al ser recriminado por un varón, cogió al perro en brazos y lo subió de nuevo al domicilio donde el perro finalmente falleció a consecuencia de tales actos.”

En base a todo ello, la Jueza ha condenado al antiguo propietario de Benito como autor de un delito de maltrato animal, a la pena de once meses de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales por tiempo de dos años y cuatro meses. Asimismo, el condenado deberá indemnizar a APA SOS Bilbao por los daños morales y deberá hacer frente a las costas procesales de dicha acusación particular.

En la fecha de redacción de este texto, la sentencia no es firme, pudiendo ser recurrida por las partes en el plazo de diez días. En cualquier caso, resoluciones judiciales como esta suponen una importante contribución, no sólo para la sanción y condena del maltrato a los animales, como rechazable forma de violencia presente en nuestra sociedad.

NOTA: Dejando a un lado la (des)proporción “hechos-pena”, el Código Penal se ha aplicado. Pero tanto por hacer aún en materia de daño moral… Es la habitual sensación agridulce cuando nos notifican este tipo de sentencias.

Con Cristina Bécares, Marta Lezaola y APA SOS Bilbao. #Benito

Animales y deporte: si ellos juegan, ellos cuentan

María González Lacabex

(Artículo publicado en el blog de Derecho de los Animales del Consejo General de la Abogacía Española)

El pasado 1 de febrero el Consejo de Ministros aprobó el Anteproyecto de Ley del deporte. Abierto el trámite de información y audiencia pública según lo dispuesto en el art. 133 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y el art. 26 de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno, también aquí surge el debate sobre los animales.

Dispone el artículo 9 del Anteproyecto de Ley, en el redactado propuesto:

Artículo 9.- Protección de los animales.

  1. La participación de los animales en la actividad deportiva se hará en condiciones que permitan asegurar su protección, su salud, su bienestar y la tenencia y utilización adecuadas y
  2. En cualquier caso, la utilización de animales en la práctica deportiva  se desarrollará en condiciones que eviten el sufrimiento o maltrato

Como siempre que se habla de cómo mejorar jurídicamente la protección de los animales, tampoco esta vez han faltado voces en contra de incluir en la nueva ley un precepto como el citado, que algunos tildan de “innecesario”.

(…)

Acceder al artículo completo en el Blog de Derecho de los Animales del CGAE

Tras las leyes, realidades

María González Lacabex

(Artículo publicado en el blog de Derecho de los Animales del Consejo General de la Abogacía)

En el ejercicio de la abogacía, nuestro trabajo comienza siempre en los hechos. Los que deducimos de la inevitablemente parcial narración de nuestros clientes, los que conocemos tras investigar e indagar, tras preguntar “al que sabe”, mejor si es en calidad de experto o profesional de la materia, dispuesto a certificar su mejor y fundada opinión en un informe pericial. No hay denuncia sin antecedentes de hecho; ni resolución o sentencia sin hechos probados. Como no hay norma sin una exposición de motivos, sin una casuística a la que el legislador ha pretendido dar respuesta.

En esta profesión no basta con conocer la legislación. Ante todo y en primer lugar, los profesionales del Derecho debemos escrutar las realidades que hay detrás de dichas leyes, entender las diversas perspectivas, los matices y los detalles, las circunstancias de cada implicado. Tanto en su aplicación como incluso a la hora de proponer su mejora y desarrollo, los abogados debemos imbuirnos en las circunstancias y particularidades que configuran la realidad de cada problemática a regular.

(…)

Acceder al artículo completo en el blog Derecho de los Animales del CGAE